El Arte de Encontrar el Anillo de Compromiso Perfecto

Comprar un anillo de compromiso es un gran paso en una relación y un hito importante en la vida. Con mucha importancia que rodea una sola compra, es importante encontrar y comprar el anillo de compromiso perfecto para su ser querido.

Un anillo de compromiso es un símbolo de su amor y su relación, así que no cualquier anillo bastará. Comprar el anillo de compromiso perfecto es realmente un arte – pero puede hacer del proceso de algo más fácil siguiendo los siguientes pasos.

Determine su Presupuesto

Es tentador empezar a buscar anillos con estilo, pero el primer paso siempre debe ser financiero. Hay una sorprendente cantidad de rangos de precios para los anillos de compromisos. Los compradores pueden encontrar anillos accesibles o pueden gastar en exceso cientos de miles de dólares. Ultimadamente, depende de que tan cómo se siente con su gasto.

Desde 1940, Good Housekeeping reporta, se ha dicho que un anillo de compromiso debe costar dos meses de salario. Mientras que está bien gastar dos meses de salario en un anillo de compromiso, usted ciertamente no necesita hacerlo. Una cosa vital: no espere en su compra por el precio. Comprar un anillo que puede pagar hoy es más importante que posponerlo para el gran día hasta que pueda comprar uno más grande o mejor.

Si usted entre en una joyería sin un presupuesto claro, es difícil saber por dónde empezar. Una vez ha establecido un precio de partida, usted sabrá donde empezar a buscar.

Encuentre el Tamaño de Anillo e Investigue su Estilo

Comprar el anillo de compromiso perfecto del tamaño inadecuado no es el fin del mundo. Virtualmente en todos los casos, esto significa regresar a ajustarlo. Sin embargo, es mucho más romántico y emocionante que el anillo encaje justamente bien para la propuesta. La parte difícil es encontrar el tamaño del anillo adecuado sin arruinar la sorpresa.

Una opción es tomar un anillo que su pareja use frecuentemente al joyero. Ellos pueden adecuar el tamaño del anillo puede ayudarle a comprar un anillo de compromiso del tamaño adecuado. Otra opción, si se siente valiente, es medir el tamaño del dedo anular de su pareja con un trozo de hilo mientras duerme. Mida el largo una vez haya terminado, y usted podrá elegir el tamaño adecuado.

El tamaño no es lo único que importa; también le ayuda a determinar el estilo de joya que su futura esposa prefiere. La mejor pista es ver la colección de joyas actual. ¿La mayoría es oro o plata? ¿Es resplandeciente o sutil? ¿Vintage o moderna? Use esto como guía cuando considere los diferentes estilos e anillos.

Elija la Banda del Anillo de Compromiso

Antes de que empiece a ver las piedras, asegúrese de enfocarse en la banda del anillo de compromiso. Generalmente esto se pasa por alto. Primero, elija el timo correcto de metal. Algunas opciones populares son la plata esterlina, oro, oro blanco, titanio y platino.

El oro amarillo es menos durable, pero es el clásico favorito para los hombres y mujeres por igual. El platino es increíblemente durable, pero es difícil de mantener pulido y brillante a través de los años. La plata y el oro blanco son actualmente muy populares, haciéndoles de una apuesta segura.

Seleccione una Piedra de Calidad, Forma y Posicionamiento

Sin duda, los diamantes son las piedras más populares para un anillo de compromiso. Sin embargo, no está limitado a diamantes. Muchas piedras se mirarán bien en un anillo de compromiso, y hay gran cantidad de opciones disponibles. Rubíes, esmeraldas o piedras de nacimiento pueden ser una forma hermosa y original de comprometerse sin el costo de un diamante. Algunas mujeres prefieren piedras alternativas como una forma de verse únicas o resaltar de la multitud.

Si usted decide invertir en un anillo de compromiso con diamante, usted se va a tener que familiarizar con las cuatro Cs: Corte, Color, Claridad y Carat (tamaño).

Carat (tamaño) es el factor más obvio y distintivo: dicta el tamaño del diamante. Entre más carats tiene la piedra, más cara va a ser.

Claridad se describe por qué tan claro es un diamante. Entre mayor la claridad, menores imperfecciones tiene la piedra. Si su presupuesto requiere una menor claridad, busque un diamante sin imperfecciones en su cara, para que refleje más la luz y el brillo.

Color describe el color del diamante desde la D a la Z. Un diamante sin color, calificado como D, es tanto raro como caro. Un diamante Z es color amarillo claro. La mayoría de los diamantes blancos están justamente en el medio.

Finalmente, el corte describe la manera en que el diamante se corta en sí. El corte adecuado puede mostrar el brillo del diamante, enfatizando en su calidad y distrayendo de cualquier imperfección menor.

La forma del diamante es también crucial, ya que hay distintas formas de las cuales elegir. Un diamante redondo o corte princesa es una opción clásica, y ambos son bien populares. Sin embargo, ay alternativas que incluyen diamantes tipo corazón, óvalo, o esmeralda.

El posicionamiento del anillo se refiere como se colocará el diamante en la banda. Un posicionamiento plano incluye muchos diamantes pequeños, y una posición en canal también hace lo mismo. El posicionamiento tipo Tiffany es genial si usted tiene una piedra solitaria si usted quiere darla a relucir. Otros posicionamientos incluyen tipo bisel y una banda de infinito, entre muchos otros.

Investigando el Ajuste Correcto

No hay tal cosa como un anillo con un solo tamaño para todos. Comprar un anillo es subjetivo, y lo que a una persona no le gusta a otra le puede encantar.

La clave está en empezar la planificación lo antes posible. Lo último que quiere es apresurarse en hacer la compra. Entre más antes empiece a buscar sus opciones, ¡mejor será su decisión final! Cuando empieza su búsqueda por un anillo de compromiso de forma temprana, empezará a valorar sus opciones, encontrar el precio dentro de su presupuesto, y comprará haciendo comparaciones.

Si está buscando el anillo de compromiso perfecto, empiece su búsqueda hoy.

Featured Tip

Most people think Cyber Monday is the biggest online shopping day of the year – but it’s not. It’s actually November 11, Single’s Day, a Chinese holiday on which Fortune reports that shoppers spend nearly $40 million.